AFASIA

Afasia, Afasias y Afasicos.

La afasia se puede definir de forma simple como una alteración adquirida del lenguaje debida a una lesión cerebral. La afasia es la pérdida de la capacidad de comprender o emitir el lenguaje.  Se ha de hablar de afasias ya que estas se manifiestan a través de distintos tipos de alteraciones del lenguaje oral, de la lectura y de la escritura.

No se puede olvidar nunca la realidad del “afásico” como paciente portador de una alteración del lenguaje. El afásico como persona tiene unas reacciones afectivas ante su problema y además hay que tener en cuenta su entorno familiar y social.

Se distinguen dos tipos de afasias generales:

Afasia Wernicke en las áreas posteriores.

El paciente no puede discriminar ni reconocer los estímulos auditivos que constituyen el lenguaje oral y no puede acceder a la estructura léxica de las palabras y al significado consecuente. Se deduce que el paciente será incapaz de comprender y fallará en la repetición y en el dictado.

Un síntoma claro será el habla espontánea plagado de parafasias (reemplaza un fonema por otro, una palabra por otra.) Esta afectada la comprensión y como consecuencia la producción oral.  El problema es que psicológicamente no se irrita, ni se inmuta porque no se da cuenta de sus errores

Afasia de Broca en las áreas anteriores.

El paciente tiene una dificultad para entender, repetir y escribir al dictado, mientras que la capacidad del habla la lectura y la escritura se mantiene normal. En estos casos la identificación de vocales puede ser normal pero no la identificación de consonantes. Tienen fallos en el reconocimiento de muchas de las palabras habladas, pero con capacidad en repetirlas correctamente. Reducción de la producción, estereotipos, dispraxias articulares. Dificultades en la lectura, en la escritura y en el cálculo.

Psicológicamente se vuelven intolerantes y son propensos al decaimiento y la depresión.

Una vez producido el derrame cerebral en los primeros meses, la capacidad del cerebro de recuperarse es mayor puesto que hay más plasticidad, de ahí de ponerse en manos de profesionales.

Es un equipo multidisciplinar que, junto con la rapidez en las actuaciones, básico que actúe de manera global y que no falte ninguno de ellos en la terapia. La función del logopeda es la de recuperar las habilidades lingüísticas a través de una reeducación del habla, voz, y lenguaje.

La pérdida más o menos amplia de las capacidades cognitivas y los cambios de personalidad acompañantes tienen un efecto catastrófico para muchos pacientes y familia. En rehabilitación no se trata simplemente de hacer sino de hacer sabiendo porque se hace.

LLÁMENOS

649 972 773

Asesoramiento sin compromiso.


O SOLICITE QUE LE LLAMEMOS


Categorías

Entradas recientes

2017-12-21T00:22:51+00:00